La simple picadura de una garrapata puede volverte alérgico a la carne

140220102727-largeLas garrapatas están entre los arácnidos más abundantes en muchos de los ecosistemas de nuestro planeta. Estos animales, los más grandes del mundo de los ácaros, son en muchas ocasiones, importantes transmisores de enfermedades ya que varias de sus especies acostumbran a alimentarse de la sangre de los vertebrados, incluido, el ser humano. Ahora además, se han registrado varios casos de reacciones alérgicas a la carne roja provocadas por la picadura de una garrapata. Ya se han detectado casos en Australia, Francia, España, Alemania, Suecia, EEUU, Japón y Corea.

La culpable de esta inusual reacción es una pequeña garrapata del género Amblyomma que popularmente se conoce como “garrapata estrella solitaria”. Desde hace unos años se  esta expandiendo lentamente desde el suroeste de los Estados Unidos hacia el este y otras partes del país. No obstante, los investigadores que estudian el fenómeno han alertado de que esta puede no ser la única especie que provoque el problema, ya que se han reportado casos similares en otros países.

En todos los casos, después de comer carne, pasadas unas horas, las personas comenzaron a sentir fuertes síntomas alérgicos como hinchazón de las manos, los labios y la lengua, picazón generalizada e incluso, obstrucción de las vías respiratorias, lo cual obligó a llamar rápidamente y en más de una ocasión a los servicios de emergencia.

Según los especialistas en alergias la causa de estas reacciones es un tipo de azúcar llamado alfa-gal, presente en las garrapatas pero no en los humanos. También se encuentra en la carne roja, es decir, la carne de cerdo, de conejo, y algunos productos lácteos.
Cuando esta garrapata muerde a alguien y bebe su sangre, a su vez, le inyecta en el torrente sanguíneo una pequeña dosis del azúcar que en esta ocasión el cuerpo interpreta como un ataque directo por parte de la garrapata y, para defenderse, genera anticuerpos.

garra2A partir de ese momento, cada vez que la persona coma alguna de estas carnes, dado que nuestro cuerpo tiene memoria inmunológica, se defenderá con los anticuerpos que había generado después de la picadura, lo que se traducirá en una reacción alérgica.

Aunque no se sabe si la alergia provocada por esta garrapata es permanente, los científicos están asombrados por la rareza de la misma, pues usualmente las alergias asociadas a los alimentos son provocadas por proteínas y no por un hidrato de carbono, como ocurre en este caso, y la reacción suele ser inmediata, no pasadas varias horas después del consumo.

En el caso de que la alergia a la carne sea permanente, tampoco no obliga al paciente a volverse estrictamente vegetariano, ya que las aves de corral como el pollo o el pavo pueden ser consumidos sin mayores contratiempos.

Fuente http://noticias.lainformacion.com/salud/...
Curiosidades relacionadas