El día que Orson Wells aterrorizó América

Anunció en la radio una invasión de Marte

Hoy se cumplen 81 años de uno de los eventos radiales más célebres de la historia. En estos tiempos de “fake news”, es bueno recordar una de las más grandes de la historia. Fue el día en que Orson Wells adaptó “La Guerra de los Mundos” a la radio. El día que Orson Wells aterrorizó América.

La transmisión empezó así: «Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de última hora procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez… Continuaremos informando».

Orson Wells dando explicaciones a los periodistas sobre el episodio de La Guerra de los Mundos tras su emisión

Era Orson Wells. Adaptó al formato radiofónico la novela de H. G. Wells, “La Guerra de los Mundos”. Antes de empezar lectura, anunció que era una dramatización. Pero cualquiera que oyese la radio con la noticia avanzada, no lo sabría. Para un mayor efecto dramático, interrumpió la transmisión de una orquesta para dar avances de la noticia.

Podemos imaginar lo que sentían las personas que captaban la radio para oír, de repente: «Damas y caballeros, tengo que anunciarles una grave noticia. Por increíble que parezca, tanto las observaciones científicas como la más palpable realidad nos obligan a creer que los extraños seres que han aterrizado esta noche en una zona rural de Jersey son la vanguardia de un ejército invasor procedente del planeta Marte».

Se estima que el día que Orson Wells aterrorizó América, millones de personas se alarmaron, haciendo colapsar carreteras y estaciones de policía.

La muerte de Orson Wells

Los teléfonos de emergencia echaron humo durante varias horas. Era una multitud de mensajes de personas asustadas que decían haber visto a los extraterrestres. El polémico acontecimiento, tras 59 minutos de emisión, terminaba con la «muerte» del propio Orson Welles que interpretaba al profesor Richard Pierson– a causa de los gases tóxicos lanzados por los invasores. Aunque esta retransmisión pudo ser el fin de su fulgurante carrera, en realidad fue el inicio de una leyenda. La ficción de la invasión marciana fue recreada con trucos ingeniosos y efectos especiales de sonido muy bien logrados. La histeria colectiva continuó a pesar de los cuatro avisos que se fueron emitiendo durante toda la retransmisión informando a los oyentes de que nada de lo que estaba sucediendo era real.

Orson Wells dramatizando la lectura de «La Guerra de los Mundos».
Disparos a la máquina marciana… o tanque de agua

Los periódicos del 31 de octubre llevaron la historia a primera plana. «Falso boletín de guerra difunde el terror por todo el país». «Obra radiofónica aterroriza a la nación». «Oyentes de radio entran en pánico, confunden un drama bélico como una crónica real». Son algunos de los titulares que pudieron leerse de un suceso que hizo correr ríos de tinta en forma de más de 12.000 artículos en periódicos de todo el país.

En algunos puntos se produjeron momentos de gran tensión. Unos lugareños de Grover’s Mill cuando dispararon con sus armas de fuego al tanque de agua de su ciudad creyendo se había transformado en una «máquina de guerra marciana gigante». Hubo al menos una mujer que denunció a Welles y a su equipo por haberle causado un ataque de pánico. Un hombre recibió una indemnización del propio Welles. Le ptuvo que pagar unos zapatos a los que el hombre dijo haber renunciado para poder pagar un billete de tren y huir de la invasión alienígena.

Los medios y la duda posterior

La histeria colectiva que desató la retransmisión de La guerra de los mundos demostró el poder de los medios de comunicación de masas. Este curioso episodio también catapultó a la cima la carrera de Welles. No obstante, estudios posteriores han reducido el impacto real del pánico que causó la retransmisión. Una publicación de 1940 de la Universidad de Princeton, dirigida por Handley Cantril, llamada La invasión desde Marte, fue cuestionada después. Concluyó que 1,7 millones de estadounidenses creyeron realmente en la invasión alienígena. Y que 1,2 millones de personas «se asustaron o fueron perturbados».

Sin embargo, a finales de la década de 1990, algunos sociólogos como Robert Bartholomew, de la Universidad James Cook, afirmaron que la extensión del pánico tal como se relató en la obra de Cantril y posteriormente fue «enormemente exagerada». Por ejemplo, Cantril sólo entrevistó para su estudio a 135 personas. Aunque, no obstante, no se pone en duda que posiblemente decenas de miles de personas en Nueva Jersey y Nueva York estuvieran realmente asustadas y creyeran de verdad que la Tierra estaba siendo invadida por marcianos.

Los medios magnificaron la noticia, haciendo célebre al causante.
Los previos de Ciudadano Kane

Orson Welles aceptó con orgullo la gran controversia que se levantó respecto al tema y no quiso desmentirla porque reforzaba la imagen de sí mismo como gran contador de historias y excelente director de cine. Y eso mismo debió de pensar el estudio RKO, que le contrató para realizar su primera película, Ciudadano Kane. Los hechos que rodearon la retransmisión de La guerra de los mundos son un ejemplo perfecto para reflexionar, ochenta años después, en las consecuencias de sobrevalorar un acontecimiento y atribuirle una relevancia que tal vez no tuvo en realidad. Hoy, en tiempos de propagación de noticias falsas por redes sociales, pensar en ello parece volverse más importante que nunca.

Tal vez las noticias no han cambiado tanto. Tal vez no todo es distinto desde el día que Orson Wells aterrorizó América. Si quieres saber más sobre fake news y desinformación, entra aquí.

Fuente El día que Orson Welles sembró el pánico con «La guerra de los mundos»
Curiosidades relacionadas