Los minerales siberianos que podrían combatir el cambio climático

default-1470674089-cover-image En lo profundo de una mina de Siberia, se han encontrado dos minerales extremadamente raros que comparten propiedades con materiales de laboratorio llamados ‘armazones organometálicos’; «¿qué son los armazones organometálicos?», te dirás: son unas «esponjas de cristal» que pueden almacenar hidrógeno y metano. Hasta ahora, se creía que estas estructuras eran completamente sintéticas, por lo que el descubrimiento de este tipo de producto en la naturaleza ha dejado extrañada a la comunidad científica.

Los armazones organometálicos, para entenderlos mejor, tienen unos huecos y unos canales por donde se almacenan gases, haciéndoles muy provechosos para eliminar gases nocivos del ambiente, como los de efecto invernadero.

En un nuevo estudio en la revista Advances Science, los científicos revelan que dos minerales llamados stepanovite y zhemchuzhnikovita (los cuales fueron encontrados en una mina cercana al río Lena, en Siberia), funcionan como los armazones organometálicos. Aunque parezca increíble, dichos minerales se descubrieron en 1942 y 1963 respectivamente, pero los expertos no eran conscientes del increíble potencial que ocultaban.

Tras estudiar más a fondo la stepanovite y la zhemchuzchnikovita, los investigadores las sintetizaron en el laboratorio para averiguar si su estructura coincide con los armazones organometálicos. De este modo, fueron capaces de descubrir que comparten «unas venillas delgadas» que forman aperturas y canales.

Este hallazgo se confirmó más tarde, cuando los autores del estudio lograron localizar muestras reales de origen natural de ambos minerales, pudiendo confirmar que tenían dichos conductos.

Tales estructuras no se habían documentado nunca en minerales no sintéticos, lo que lleva a pensar a los investigadores que pueden haber otros muchos minerales por ahí perdidos con las mismas características.

 

 

Fuente http://advances.sciencemag.org/content/2...
Curiosidades relacionadas