La proporción de tus dedos podría tener relación con tus cualidades físicas y mentales

Esto puede sonar como un bulo infantil, pero los científicos están más o menos de acuerdo en que las personas cuyo dedo anular es más largo que el dedo índice fueron expuestos a niveles más altos de testosterona en el útero. Como tal, se cree que la longitud del dedo puede ser un buen indicador de varias características que son dependientes de la testosterona, tales como la capacidad atlética, la ansiedad y la percepción espacial.

Para investigar este hecho, Carl Pintzka del Servicio de Competencia Noruego llevó a cabo un experimento para tratar de determinar cómo la testosterona afecta a la actividad cerebral cuando se realizan tareas de percepción espacial, basada en la longitud de los dedos.

Midió los dedos de 42 mujeres con el fin de determinar la cantidad de la hormona a la cual habían sido expuestas, antes de pedirles que resolvieran un laberinto virtual mientras analizaban la actividad cerebral con una máquina de resonancia magnética.

Las mujeres con un mayor dedo anular que índice (y por tanto mayor nivel de testosterona) mostraron una mayor actividad en las regiones cerebrales como el hipocampo, la circunvolución del hipocampo y la amígdala. Curiosamente, esto no siempre correspondía con un mayor éxito a la hora de resolver el camino, aunque tendían a tener una puntuación mayor cuando se les pidió que rotaran mentalmente dicho laberinto.

Carl Pintzka también dio, a la mitad de las mujeres, una dosis de 0,5 mg de testosterona, mientras que la otra mitad obtuvo un placebo. Las que recibieron la hormona mostraron una mayor actividad en el lóbulo temporal medial, que una vez más llevó a un mejor rendimiento en la tarea de rotación mental, pero no a la tarea de resolución.

Por lo tanto, aunque algunos estudios en animales han demostrado que los hombres, a menudo, desempeñan mejor las tareas de navegación que las mujeres, esto puede no ser debido 100% a la testosterona, ya que el autor del estudio afirma que las pruebas no son concluyentes totalmente. También se afirma que a menudo los hombres son más propensos a trastornos mentales asociados con altos niveles de testosterona, tales como el síndrome de Tourette y el autismo, mientras que las mujeres tienden a sufrir de condiciones como la ansiedad y la depresión, los cuales están asociados con niveles bajos de testosterona.

Fuente http://www.sciencedirect.com/science/art...
Artículos relacionados
Comentarios