Las mantarrayas: uno de los depredadores de las profundidades

Mantarraya-Gigante-1 Las mantarrayas son uno de los animales marinos más emblamáticos y que despierta más curiosidad entre la gente. Sin embargo, debido a su naturaleza elusiva, hay muy poco conocimiento sobre lo que come.

Un nuevo estudio muestra que, en contra de lo que se pensaba anteriormente, las mantarrayas no se alimentan de plancton, sino que son, en realidad, uno de los mayores depredadores del océano. Esta nueva información podría ser fundamental para ayudar a proteger estas criaturas en el futuro.

El estudio, realizado gracias a una colaboración entre la Universidad de Queensland, Australia, y la Marine Megafauna Foundation, comenzó en 2010 y se centró en la Isla de la Plata, frente a la parte continental de Ecuador, lugar que acoge la mayor agregación del mundo de mantarrayas gigantes.

«El conocimiento previo sobre la alimentación de las mantarrayas se basó en observaciones de la actividad en el zooplancton de las aguas superficiales en los sitios más conocidos», afirma la investigadora principal, Katherine Burgess.

El procedimiento normal sería estudiar el contenido de sus estómagos, pero es un procedimiento invasivo y letal difícil de tratar en una especie tan protegida. Las mantarrayas gigantes fueron listadas como «vulnerables» según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en 2011.

La misma experta explicó que «estudiamos su dieta mediante pruebas bioquímicas, tales como el análisis de isótopos estables». Estas pruebas determinan qué animales han sido comidos mediante el examen de una muestra de tejido de una biopsia de la mantarraya.

Quizá te interese:

El estudio encontró que la mayor parte de su dieta proviene de animales que se encuentran en aguas profundas: el 73% de su dieta se compone de peces y otros animales de una profundidad entre 200 y 1.000 metros bajo la superficie.

 

Curiosidades relacionadas
Comentarios