El fósil de 500 millones de años que mantiene intacto el sistema nervioso

fosil Existen algunos ejemplos de una conservación extraordinaria de tejidos blandos en los fósiles, gracias a las células rojas encontradas en los huesos de dinosaurios y a las plumas y pigmentos de pájaros pequeños. Un nuevo conjunto de fósiles, encontrados en el sur de China y datados de unos 515 millones de años, muestran algo más sorprendente: la preservación del sistema nervioso de la criatura, incluyendo el cerebro, el cordón nervioso y distintos nervios.

Por lo que se cree, es el sistema nervioso más antiguo que se ha conservado, y perteneció a un Chengjiangocaris kunmingensis.

«Era un astrópodo (animal invertebrado con esqueleto externo)», afirma Javier Ortega-Hernández, de la Universidad de Cambridge. «Los fósiles son, aproximadamente, de unos 515 millones de años de antigüedad, por lo que estamos realmente cerca de los orígenes de los animales. Con esto, tenemos una muy buena visión de la evolución animal temprana». Hoy en día los artrópodos son el filo más numeroso y diverso del reino animal, y están engloba a insectos, crustáceos y arañas.

«Se puede observar una línea muy delgada que recorre todo el cuerpo, e incluso observándolo bien, podemos ver los ganglios», continúa el doctor. «Los ganglios son masas de células nerviosas, que se producen en cada uno de los segmentos de los artrópodos». Todos los artrópodos tienen cuerpos segmentados, y cada segmento tiene su propio ganglio que controla el par de patas correspondiente, no muy diferente a un «mini cerebro» que mantiene todo en movimiento.

Lo que los investigadores no esperaban, sin embargo, fue el detalle de los nervios conservados, que se ramifican desde el ganglio. En todos los artrópodos vivientes, cada ganglio da lugar a sólo un par de nervios largos, muy finos, que sirven a los segmentos individuales. Los fósiles, sin embargo, mostraron docenas de tales nervios, algo que sólo se relaciona con una criatura llamada gusano de terciopelo. Esto indica que el gusano de terciopelo puede ser una buena referencia para observar animales antiguos, ya que ha habido una pérdida de características neurológicas en los artrópodos modernos.

Y, ¿cómo puede conservarse tan bien un tejido tan fino y delicado durante 500 millones de años? La respuesta podría estar en qué está compuesto el sistema nervioso. «Creemos que la composición química de los ganglios era rica en lípidos, y ha podido preservar tan bien este fósil por esa razón», afirma Ortega-Hernández.

Curiosidades relacionadas