El ser vivo más grande de la Tierra es casi imperceptible para el ojo humano. ¿Cuál es?

No, no es la ballena azul, aunque suele ser la respuesta más fácil. Es la Armillaria ostoyae, o, como se le apoda, el hongo humongous, y cubre hasta 6 kilómetros y medio cuadrados en el Bosque Nacional de Malheur, en Oregón, Estados Unidos.

Sin embargo, a pesar de su aparente simpleza y parecer inofensivo, el Armillaria crece alimentándose de las raíces de árbol, robándole el agua y haciendo que se deshidraten. En otras palabras, se alimenta a base de robarles sus nutrientes. Así que, en un bosque tan enorme, tiene muchas posibilidades de seguir creciendo aún más.

El hongo tiene una enorme red de raíces, llamadas micelios, que se sitúan bajo el suelo del bosque, y «florecen» en la base de los árboles infectados o ya muertos.

A continuación podemos ver un mapa de la extensión del hongo humongous, resaltado en rojo, y comparándolo con otros de la zona, resaltados en amarillo.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas