Logran fabricar un desalinizador de agua que funciona con energía solar

Actualmente, la sal se elimina del agua gracias a las 18.000 plantas de desalinización en 150 países; sin embargo, son muy caras y consumen mucha energía. Este mecanismo para quitar la sal se realiza evaporando el agua para separarla de los minerales y condensándola de nuevo para tenerla en formato líquido, ya siendo consumible. El punto negativo, no obstante, se encuentra en que se necesita muchísima energía para evaporar tales cantidades de agua.

Pero una nueva investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences y dirigida por el Centro de Nanotecnología de Tratamiento de Agua Estadounidense, de la Universidad de Rice, en Texas, podría cambiar este hecho. «La desalación solar podría ser un elemento de cambio para muchas de las mil millones de personas que carecen de acceso a agua potable», afirma el científico Qilin Li.

«Esta tecnología es capaz de proporcionar suficiente agua potable para un uso familiar, y puede ser ampliado para dotar de suministro a comunidades más grandes», añade.

Su tecnología consiste en algo llamado destilación por membrana: el agua salada fluye a lo largo de una membrana porosa, y fluye agua dulce frío a lo largo de otra. Mediante el uso de nanopartículas artificiales, que pueden utilizar la luz solar en calor, la membrana se calienta por sí mismo y traspasa el vapor de agua del lado caliente al lado frío. En la primera prueba, lograron producir 6 litros de agua en una hora.

 

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas