Solo faltan 5 mil millones de años para el fin de la Tierra

¿El final está cerca?

Si eres de aquellos personajes llamados preppers, que previenen con bastante antelación los posibles escenarios catastróficos (como el fin de la Tierra), esto te interesará. Y si no lo eres, también, puesto que esta noticia nos afectará por igual a todos y cada uno de los seres vivientes de nuestro planeta.

Cuando calienta el sol, aquí en la playa.

Y es que sucede, alarmado lector, que el Sol, la estrella que nos brinda la luz y las condiciones para la vida, es una estrella joven de menos de 5 mil millones de años, pero que tarde o temprano envejecerá. Con este envejecimiento, su tamaño aumentará drásticamente, lo cual lamentarán inicialmente Mercurio y Venus. A pesar de este aumento de tamaño, los planetas seguirán girando en la misma órbita que ahora, ya que el Sol no ganará masa, y por lo tanto tampoco aumentará la fuerza gravitacional. Esto lo explica Roberto Costa, profesor del Instituto de Física de la Universidad de São Paulo. En el momento de su colapso, nuestra estrella favorita expulsará toda su nebulosa planetaria (la capa de gases y rocas que rodea su núcleo) en una fabulosa expansión sin precedentes.

Nuestro planeta, a causa de la distancia que mantiene respecto al Sol, podría evitar el engullimiento del que no escaparán Mercurio y Venus, pero solo para flotar por el espacio como una roca seca y errante.

 

¡No habrá agua en la Tierra en 2 mil millones de años!

Por si fuera necesario decirlo, mucho antes del fin de la Tierra, la vida se habrá extinguido. Costa advierte que, si bien faltan otros 5 mil millones de años para este escenario, en apenas 2 mil millones de años el calor del Sol será tan extremo que la vida aquí no podrá prosperar. Olvídate del bronceado: en ese tiempo, será imposible que exista siquiera agua en forma líquida por aquí.

 

Pero no todas son malas noticias. Los expertos concuerdan que ninguna especie puede durar tanto tiempo, por lo que no seremos los humanos los que vivamos este Armagedón terrorífico. Ahora, prepper, tienes un buen pretexto: empieza a almacenar comida en la congeladora, pero ya.

Curiosidades relacionadas
Comentarios