Una «ciudad» submarina creada por la vida microbiana

extra_large-1465294481-lost-city Las leyendas sobre ciudades perdidas escondidas bajo los mares no dejan de cautivar a las personas; ya sea la ciudad de Atlantis, probablemente inspirada por la erupción cataclísmica en Santorini, o la mítica Kitezh, que afirman se esconde debajo de las aguas del lago Svetloyar en Rusia…

Recientemente, un grupo de buzos descubrieron lo que ellos pensaban que era una de estas ciudades místicas, explorando el fondo de un mar poco profundo frente a la costa de la isla de Zakynthos, en Grecia. Se encontraron con un grupo de formaciones submarinas inusuales, tales como pilares extraños, pasarelas e incluso lo que parecían ser patios. En la revista Marine and Petroleoum Geology, un equipo de investigadores del medio ambiente ya ha revelado de que se tratan estas esculturas.

«El sitio fue descubierto por los buceadores, y la primera vez se pensó que era un antiguo puerto de una ciudad perdida bajo el mar», afirma Julian Andrews, profesor de geoquímica ambiental en la Universidad de East Anglia. «Era extraño. Se encontraron construcciones, pero no otros signos de vida».

content-1465294322-sea-secrets-3

Después de ser examinado cuidadosamente por los arqueólogos, geólogos y buzos profesionales, tanto de Grecia como del Reino Unido, se ha llegado a la conclusión que las columnas son un tipo de mineralización, generado por el escape de una sustancia química, principalmente metano, que emerge de las capas ricas en hidrocarburos que se esconden debajo.

Los microbios, al acecho, utilizaban el carbono del metano como fuente de energía. A medida que oxidan el metano, estas bacterias estaban cambiando inadvertidamente la química de los sedimentos formando un cemento natural. Para los geólogos, esto se conoce como «concreción», y puede dar lugar a nuevas formaciones rocosas.

content-1465294358-sea-secrets-2

«En este caso, el cemento era un mineral llamado dolomita, que rara vez se forma en el agua del mar, pero que puede ser bastante común en los sedimentos ricos en microbios», señala Andrews. «Estas concreciones fueron luego exhumadas por la erosión del agua del mar».

Los investigadores señalan que la concreción es bastante extraña en aguas poco profundas, pero que se ha podido producir tal ve por una mayor concentración de metano y microbios.

Fuente http://www.sciencedirect.com/science/art...
Curiosidades relacionadas