Nos crece el cabello cuando se nos pone la piel de gallina

Los nervios y los músculos que te ponen la piel de gallina también estimulan las células madre de la piel para crear folículos pilosos y hacer crecer el cabello. Ya-Chieh Hsu, investigador de la Universidad de Harvard, informó sobre estos hallazgos en la reunión de la Sociedad Americana de Biología Celular y la Organizción Europea de Biología Molecular. Tener la piel de gallina puede hacer que el pelaje de los animales crezca de forma más gruesa, para protegerse así del frío.

Los nervios que forman parte del sistema nervioso simpático, que controla la dilatación de la pupila, la frecuencia cardíaca y otros procesos «automáticos», se ubican junto a las células madre que crearán los folículos pilosos, según estos investigadores. Por lo general, los nervios están envueltos en una capa protectora llamada mielina, como los cables eléctricos que están recubiertos en plástico. Pero esta investigación descubrió que los extremos de los nervios estaban «desnudos» donde se encontraban con las células madre del folículo piloso, como unos alambres pelados en las puntas para ir haciendo contacto.

Los nervios secretan una hormona llamada norepinefrina. Los investigadores hallaron que esta hormona es necesaria para el crecimiento del cabello; estos hallazgos podrían ayudar a explicar por qué la pérdida de cabello es un efecto secundario de los medicamentos conocidos como bloqueadores beta, que interfieren con la acción de la norepinefrina.

Los nervios simpáticos, junto a los folículos pilosos también se envuelven alrededor de pequeños músculos que se contraen para hacer que las células pilosas se pongan de punta, causando la famosa piel de gallina. Los ratones de laboratorio con mutaciones sin nervios simpáticos no tenían un crecimiento normal del cabello.  Los expertos sugieren que quizá por aquí puedan encontrar una cura para la calvicie, analizando los nervios y músculos.

Fuente Science News
Curiosidades relacionadas
Comentarios