Giethoorn, la pequeña Venecia holandesa

Giethoorn es un pintoresco pueblo de los Países Bajos que se ha llevado, y de forma merecida, el sobrenombre de «la Venecia holandesa», ya que carece de carreteras o cualquier forma de transporte moderno: para moverse, se viaja a la antigua usanza, mediante canales o a pie a través de sus 176 puentes.

El entorno, fundado alrededor de 1230, presenta una serie de pequeños canales que guían a los barcos a través de su arquitectura histórica y su exuberante vegetación. De forma similar a las carreteras, los canales tienen sus propias «calles» que te llevan más allá de las casas de campo, los museos y los comercios.

Según el turismo de Giethoorn, «el ruido más fuerte que normalmente se escucha es el graznido de un pato o el ruido de los pájaros». Ideal para una escapada tranquila.

Quizá te interese:

Fuente Bored Panda
Curiosidades relacionadas
Comentarios