La reconstrucción de Chernobyl: una planta de energía solar que abastecerá 2.000 hogares

El 26 de abril de 1986, el Reactor Número Cuatro de la Central Nuclear de Chernobyl explotó matando a 30 trabajadores. La explosión liberó el 5% del núcleo del reactor a la atmósfera, y según algunas estimaciones, hasta el 75% de Europa se vio afectada por las consecuencias, siendo Rusia y Bielorrusia las más afectadas.

Más de 30 años después del desastre nuclear de Chernobyl, la zona está a punto de recibir una importante renovación: dos de las principales compañías enérgicas del país mostraron nuevos paneles solares construidos en la zona, dando un paso adelante en la transición hacia un consumo de energía renovable en Ucrania y dejar de depender así del gas ruso.

Unos 3.800 paneles solares pueblan ahora un área contaminada de 1,6 hectáreas, en su mayoría inhabitable, que producirá suficiente energía para abastecer a 2.000 hogares. Con un coste de un millón de euros, la compañía alemana de energía limpia Enerparc AG y la firma de ingeniería ucraniana Rodina Energy Group afirman que planean invertir otros 99 millones par llegar a producir 100 megavatios.

El plan se anunció por primera vez el año 2016, y la construcción empezó a principios de este año. La planta solar está ubicada cerca de la antigua central eléctrica que estalló el año 1986, que hoy en día está enterrada en un gigantesco sarcófago de metal y hormigón que limita la liberación de radiación de material radioactivo.

Con el tiempo, los otros reactores se fueron cerrando, siendo el último clausurado el año 2.000. Más de 5.000 kilómetros cuadrados siguen abandonados, y los humanos no podrán reasentarse en el territorio hasta por lo menos 24.000 años, cuando la contaminación radioactiva ya no sea perjudicial para la salud humana.

Curiosidades relacionadas
Comentarios