¿Estás desnutrido? Come saltamontes

Harina de chapulines (saltamontes) en México

En México, el 15% de los niños entre 5 y 14 años de edad sufren desnutrición crónica en las zonas rurales.

Salteando saltamontes en la sartén, en Guadalajara

Pensando en esta difícil realidad, dos estudiantes mexicanas desarrollaron una harina de alto contenido proteico, a base saltamontes, o chapulines, como los llaman en México. De esta forma, un insecto considerado como una plaga se convierte en un aliado contra la anemia y la desnutrición.

El único problema, por supuesto, es el hábito que en ciertas especialidades y delicadezas, como eso de la comida, sí hace al monje. Nos referimos a lo que nos viene a la mente cuando de saltamontes se trata; y es que aquello de comer insectos no es altamente comercial, al menos por ahora. Sin embargo, Nadia Rodríguez y Luisa Espinoza, las estudiantes de la UVM Texcoco que elaboraron esta harina, confían en que las ventajas nutricionales que proveería este exótico manjar, digno de sultanes y sibaritas, tuerzan ese terco rescoldo de la costumbre culinaria. No solamente eso: en tiempos prehispánicos, el saltamontes era parte de la gastronomía mexicana, aun cuando no se sabía aún que este alimento es rico en fibra, magnesio, fósforo, hierro, manganeso, selenio y zinc. Toda una ferretería de nutrición.

Brownie hecho con harina de saltamontes

La aplicación recomendada para esta harina, que ya cuenta con un edulcorante, polvo para hornear y cocoa sin azúcar, es la preparación de brownies. Para su preparación final, solo requiere de agua y aceite vegetal, lo que además convierte esta opción en una especie de manual de cocina para dummies.

¿Qué esperas para darle un bocado a tu brownie?

(Fuente: Agencia EFE)

Curiosidades relacionadas