Los perros y los lobos también saben cuando están siendo engañados

Si hace un par de días os contábamos como los cuervos sabían si un humano les estaba engañando, un estudio publicado en Current Biology afirma que los perros y los lobos pueden saber cuando algo es injusto y dejar de cooperar cuando están siendo engañados. Esto apoya la idea de que estos rasgos evolucionan dentro de las especies que viven en grupo.

Había una creencia generalizada de que los perros saben si estaban siendo utilizados injustamente, lo que llevó a un grupo de investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena para comprobarlo, e incluyeron también a los lobos.

Los investigadores probaron con un par de perros y de lobos para comprobar cómo reaccionaban al ser engañado. En la primera serie de experimentos, se entrenó a un perro para que tocara un timbre con su pata y tuviera una recompensa; a otro perro se le enseñó lo mismo. Luego, se puso a ambos en una jaula y se pusieron uno en frente del otro: a uno se le dio una recompensa al tocar al timbre, mientras que el otro no. Al verlo, el perro que no recibía nada dejó de tocar el timbre. Con los lobos ocurrió lo mismo.

En el segundo experimento, volvieron a probar lo mismo pero con un alimento de inferior calidad. Una vez más, vieron que los perros y los lobos dejaban de colaborar cuando veían que al compañero de enfrente le daban algo mejor.

«Esto demostró el hecho de que los perros dejan de cooperar por no haber recibido una recompensa que ellos creen justa», afirma Friederike Range, coautor del estudio, publicado en Current Biology.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas
Comentarios