El manicomio de Bedlam, la atracción turística de Londres del S.XVIII

bedlamEn el siglo XIV, lo que había sido un convento de la Orden de la Estrella de Belén en Londres, se convirtió en el Bethlem Royal Hospital, también llamado Bedlam, y fue el primero en acoger pacientes con enfermedades mentales. Pero lamentablemente este hospital no se hizo famoso por ser pionero en tratar enfermedades mentales, sino por el brutal maltrato dispensado a los pacientes. Habían 31 pacientes internados, de los cuales, los más violentos o peligrosos eran maniatados y encadenados al suelo o a las paredes… Desde entonces, el término Bedlam se utiliza como sinónimo de caos, confusión, alboroto…

Durante el siglo XVIII y parte del XIX, Bedlam se convirtió en una atracción turística. Por el módico precio de un penique (el primer martes de cada mes era gratis) se podía contemplar el espectáculo que brindaban los pobres dementes (sin quererlo), al que llamaban «El show de Bethlehem». Además, si el espectáculo de aquel día no había cumplido con sus expectativas, los visitantes podían azuzar con palos a los pacientes para así elevar el nivel del show. Algunos también les daban alcohol para ver cómo actuaban borrachos. En 1814 se registraron más de 96.000 visitas.

Se dice que en el primer periodo de la era moderna, a los pacientes dados de alta del hospital, se les permitía mendigar. Normalmente portaban un platillo en su brazo a modo de chapa, y eran conocidos como Bedlamers, Bedlamites, o los mendigos de Bedlam.

Afortunadamente el hospital dejó atrás el trato inhumano y está actualmente, a la vanguardia del tratamiento psiquiátrico. Cuenta con la documentación más extensa relacionada con la salud mental en el Reino Unido, y es líder mundial en investigación, trabajando junto con el Instituto de Psiquiatría King’s College London, y las fundaciones Guy’s and St Thomas’ NHS y King’s College Hospital NHS.
El hospital alberga un departamento de terapia ocupacional activa, bien conocido por su enfoque artístico. De hecho, el departamento tiene su propia galería de arte que expone el trabajo de los pacientes. Varios ejemplos de estos trabajos se encuentran en el museo de Bethlem, especializado en exposiciones de trabajos de artistas que han sufrido problemas de salud mental.

Fuente http://historiasdelahistoria.com/2012/03...
Curiosidades relacionadas