La minería ilegal en Brasil mata a 10 miembros de una tribu indígena

Al menos 10 personas de una tribu indígena en el Valle de Javari, en el noroeste de Brasil, han sido asesinadas por mineros ilegales de oro. Los autores han sido detenidos ya que los delincuentes alardearon de su ataque cerca en un bar cerca de la frontera con Colombia, donde portaban una paleta tallada a mano que fue robada de la tribu.

Cerca de 3.000 indígenas pueblan el Valle de Javarí, viviendo prácticamente aislados de la sociedad; este hecho hace que se tenga escasa información sobre ellos. El fiscal Pablo Luz de Beltrand afirma que por la complicación del asunto, es de extrema necesidad que todos los departamentos gubernamentales brasileños trabajen juntos.

Sarah Shenker, activista de Survival International -un grupo mundial de los derechos indígenas- declaró que, de confirmarse los informes, «sería otra masacre genocida como resultado directo del fracaso del gobierno brasileño en proteger las tribus aisladas, algo que garantiza su Constitución».

Debico a los enormes recursos naturales de Brasil, varias áreas remotas del país donde se encuentran tribus indígenas, trabajadores rurales y activistas han sido blanco de agresiones. Esta no es la primera vez que los mineros ilegales de oro han tratado de invadir el espacio de las tribus aisladas: el año pasado se dijo que el pueblo yanomami podría enfrentarse a su extinción si no se les protege frente esta amenaza.

El New York Times culpa directamente al presidente Michel Temer, ya que según sus informaciones es el responsable de cortar las financiaciones sobre la protección de tribus indígenas. En abril de este año, se redujo el personal y las bases utilizadas para proteger y vigilar las tribus aisladas.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas