Un prisionero escocés introdujo su iPhone y el cargador en la cárcel ocultándolo en su cavidad anal

Esta curiosa noticia tubo lugar en la cárcel del Castillo Huntly, cerca de la ciudad de Dundee en Escocia, cuando un prisionero fue descubierto con un iPhone en su celda, algo que obviamente esta prohibido como cualquier teléfono móvil etc…

Hughes de 25 años admitió que tras cansarse de aburrirse por su largo historial de delitos, que es por ello que está confinado en la institución penitenciaria, decidió introducir en la cárcel su iPhone con el cargador escondiéndolos en su ano.

Obviamente no debió ser muy cómodo para el llevarlo ahí dentro, pero como podéis ver sufre bastante grado de adicción al iPhone.

Fuente http://news.stv.tv/tayside/203254-prison...
Curiosidades relacionadas