El ritmo de la respiración afecta la memoria y el miedo

Científicos del Northwestern Medicine han descubierto que el ritmo de la respiración crea actividad eléctrica en el cerebro humano que mejora los juicios emocionales y los recuerdos. Estos efectos sobre el comportamiento dependen, fundamentalmente, de si inhalas o exhalas, y si respiras por la nariz o por la boca.

En el estudio, demostraron que las personas identifican una cara temerosa más rápidamente si se topaban con ella cuando inhalan, en vez de cuando exhalan. También se tiene más probabilidad de recordar un objeto si lo encontraban cuando inhalaban. Este efecto desaparecía si respirabas por la boca en vez de por la nariz.

«Uno de los principales hallazgos en este estudio es que hay una diferencia drástica de la actividad en la amígdala y en el hipocampo durante la inhalación en comparación con la exhalación», afirma Crhistina Zelano, autora principal.  «Cuando respiras por la nariz, estás estimulando neuronas en la corteza olfativa, la amígdala y el hipocampo, a lo largo de todo el sistema límbico».

La amígdala está fuertemente relacionada con el procesamiento emocional, en particular con emociones que producen miedo. Los científicos, con la ayuda de 60 pacientes, lograron averiguar que, durante la inhalación, las personas recuerdan más las caras cuando tienen miedo. Este estímulo también solo se sucede cuando la respiración es nasal.

Estos hallazgos implican que la respiración rápida puede conferir una ventaja cuando alguien se encuentra en una situación de peligro. Según la misma autora, «si estás en estado de pánico, tu ritmo respiratorio se vuelve más rápido; como resultado, pasarás más tiempo inhalando que cuando estás en un estado tranquilo. Por lo tanto, la respuesta innata de nuestro cuerpo al miedo podría tener un impacto positivo en la función cerebral y dar, como resultado, tiempos de respuesta más rápidos a estímulos peligrosos».

Fuente Neuroscience News
Curiosidades relacionadas
Comentarios