El origen del apretar la mano derecha como saludo

El darse la mano es una costumbre muy antigua que ha servido como saludo a lo largo de los siglos y en gran parte del mundo, no sólo en los países occidentales. Esta tradición o costumbre la podemos fechar en los días en los que las personas habitaban en pequeñas comunidades aisladas cazando para comer y por lo tanto el contacto con otras civilizaciones era escaso o nulo.

Por lo que cuando aparecía algún extraño, como se le tomaba como amenaza, lo que hacían era dar la mano para indicar que no llevaba ningún arma. Se daba la mano derecha, porque la mayoría de las personas son diestras y así indicaban que estaban desarmados. Lógicamente esto era toda una ventaja para los zurdos que querían atacar por sorpresa a otro.

Situándonos ya en la Edad Media, estrechar la mano simbolizaba que no se llevaba ningún arma bajo la ropa, las mujeres no estrechaban la mano ya que no  eran percibidas como amenaza.

Es otro motivo de que sea la mano derecha la que se use en el saludo, ya que la mano izquierda está asociada a fines higiénicos. Y nunca se utiliza para comer, dar o recibir, ni tampoco para saludos.

Por último en la época victoriana de Inglaterra los besos fueron catalogados como impropios en público por lo cual dar la mano era un saludo donde se dejaba la distancia adecuada.

Curiosidades relacionadas