¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo?

El trastorno obsesivo-compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos intrusivos ecurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones y dirigidas a reducir la ansiedad asociada.

Las personas que sufren TOC suelen tener obsesiones bastante reconocidas como lavarse las manos continuamente, comprobar varias veces las cerraduras de las puertas, son hipocondríacos, repetidores (repiten secuencias de acciones), son extremadamente ordenados así como recopiladores de objetos determinados…

El descubrimiento de que algunos fármacos son eficaces en el tratamiento del TOC ha cambiado el punto de vista que se tenía de este problema neurológico. Hoy no solo existen terapias eficaces, sino que también hay una gran actividad investigadora sobre las causas que producen este problema neurológico y una búsqueda de nuevos tratamientos.

Por lo general, una persona que sufre un trastorno obsesivo-compulsivo es consciente de ello y se siente culpable por sus actuaciones, lo que les puede llevar a caer en la depresión. El TOC se encuentra entre las cinco enfermedades psiquiatricas más comunes y puede aparecer a cualquier edad, con una prevalencia del 0,8% en los adultos y del 0,25% en niños y adolescentes.

Artículos relacionados
Comentarios