Presentan un corazón artificial de silicona impreso en 3D

La búsqueda de crear un corazón artificial que se adapte a los pacientes ha dado un gran paso hacia adelante con la presentación del primer corazón artificial totalmente impreso en 3D. El órgano, construido en silicona por investigadores de la ETH de Zurich, una universidad en Suiza, es un intento de hacer un corazón artificial que pueda imitar al verdadero.

Aunque por el momento se trata solo de un prototipo, tiene como objetivo llenar una creciente demanda de trasplantes de corazón en todo el mundo. Las enfermedades cardíacas son una de las mayores causas de muerte en muchos países desarrollados, y las listas de espera crecen cada año.

El corazón artificial pesa 390 gramos, algo más que un corazón real -que ronda los 300 gramos en el hombre y 245 gramos en una mujer-. Y aunque el material se adapta perfectamente al organismo, el dispositivo aún necesita mucho más trabajo antes de que esté listo para ser utilizado en los seres humanos. Como se detalla en la revista Artificial Organs, este corazón solo tiene una vida útil de unos 3.000 latidos, alrededor de los 45 minutos, debido a la tensión ejercida sobre la silicona mientras bombea.

«Esto ha sido simplemente una prueba de factibilidad», afirma el investigador Nicholas Cohrs. «Nuestra objetivo no era presentar un corazón listo para implantarlo, sino pensar en una nueva dirección para el desarrollo de corazones artificiales».

Curiosidades relacionadas