Revelan técnica de estimulación eléctrica cerebral capaz de reforzar la memoria

Una nueva y revolucionaria investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad del Noroeste, en Evanston y Chicago, Illinois, Estados Unidos, ha revelado una técnica, la estimulación magnética transcraneal, capaz de mejorar la memoria.

La estimulación magnética transcraneal consiste en someter a una zona muy concreta del cerebro, a la emisión de un fuerte campo electromagnético que genera a su vez,  una corriente eléctrica en las fibras nerviosas, imitando la actividad eléctrica habitual en el cerebro.

Recordar sucesos requiere el trabajo conjunto y coordinado de muchas regiones del cerebro. El hipocampo, una estructura esencial en la memoria, se encarga de coordinar estas regiones del cerebro, pero no es posible estimularlo directamente con TMS porque está demasiado profundo para que los campos magnéticos penetren hasta él.
El gran descubrimiento, llevado a cabo por Voss y sus colegas, ha sido la identificación, mediante el uso de una resonancia magnética, de una región del cerebro superficial, a un centímetro de la superficie del cráneo, con alta conectividad con el hipocampo, ya que comprobaron que dirigiendo la estimulación a este lugar se podía, a su vez, estimular el hipocampo de un modo muy específico.

img_22905
Los científicos reclutaron para su trabajo a 16 adultos sanos de 21 a 40 años, a los que se les realizó una imagen anatómica detallada de su cerebro, además de una grabación de diez minutos de su actividad cerebral mientras resposaban en silencio dentro de un escáner de resonancia magnética que registra el flujo sanguíneo en el cerebro como una medida indirecta de la actividad neuronal.

Así comprobaron que estimulando ese punto, las regiones del cerebro involucradas en el hipocampo se volvían más sincronizadas entre sí y que a medida que aumentaba la sincronización, aumentaba la habilidad de las personas para aprender nueva información.

El descubrimiento abre un nuevo campo de posibilidades para tratar los deterioros de memoria debidos a estados como los provocados por un derrame cerebral, la fase temprana del Mal de Alzheimer, un traumatismo craneoencefálico, un paro cardiaco y los problemas de memoria normales asociados al propio envejecimiento.

El enfoque también tiene potencial para el tratamiento de trastornos mentales como la esquizofrenia, en la que estas regiones del cerebro y el hipocampo están fuera de sincronía con las demás, alterando la memoria y la cognición.

Fuente http://ecodiario.eleconomista.es/publici...
Curiosidades relacionadas