Estudios relacionan la contaminación del aire con el retraso cognitivo

2t79Según un estudio realizado entre casi 3.000 alumnos de primaria de colegios públicos y privados de Barcelona, la contaminación del aire debida al tráfico se asocia con un menor desarrollo cognitivo en niños de siete a 10 años. Los resultados forman parte del proyecto Breathe, el primero que se propone analizar, a gran escala, los efectos de la contaminación ambiental en el cerebro humano, en especial en el de los niños que están en edades claves para la consolidación de los mecanismos de aprendizaje. El estudio ha sido financiado con hasta 3,5 millones de euros por la Comisión Europea.

Estudios previos con animales revelaron que las partículas ultrafinas procedentes del aire de motor de escape y diésel tienen un efecto neurotóxico para el cerebro, alterando las funciones neuronales de los animales expuestos a estas partículas. Concretamente se observó que la inhalación de las partículas contaminantes provoca una expresión elevada de citoquinas (segregadas como respuesta a una inflamación), estrés oxidativo en el cerebro y un comportamiento animal alterado. En vista a estos resultados los investigadores sospecharon que las partículas contaminantes podían afectar al desarrollo del tejido nervioso humano.

El equipo analizó, entre enero de 2012 a marzo de 2013, los niveles de contaminación en 39 colegios de la capital catalana durante un año. Un total de 2.715 alumnos de entre siete y 10 años se sometieron a pruebas trimestrales en las que se medía su memoria de trabajo, su capacidad de atención y otros indicadores del desarrollo cognitivo. En todas las escuelas se midieron también los niveles de contaminación dentro de las clases y en el patio. El trabajo se ha centrado en tres compuestos nocivos que producen los motores de combustión: el carbón negro (asociado sobre todo a los motores diésel), el dióxido de nitrógeno y las partículas ultrafinas.

cole_650Con esta investigación concluyeron que los alumnos de colegios con mayor contaminación en sus aulas y patios muestran un desarrollo más lento de la memoria que los que estudian en colegios más alejados del tráfico y cuyo aire está más limpio.

La asociación observada fue consistente en mediciones cognitivas, aunque fue más evidente para la memoria de trabajo, buen indicador de los logros del aprendizaje. El deterioro de las funciones cognitivas tiene consecuencias para el rendimiento escolar. Por lo tanto, la reducción del desarrollo cognitivo de los niños que asisten a las escuelas con mayor contaminación del aire podría dar lugar a una situación de desventaja que debería tenerse en cuenta en el control de la calidad del aire”, concluye Jordi Sunyer, investigador principal del estudio.

Fuente http://noticiasdelaciencia.com/not/12980...
Curiosidades relacionadas