¿Qué es el embarazo psicológico?

Aumentan de peso, les sale tripita, sienten contracciones y hasta dan leche. Es lo que se conoce como embarazo psicológico, o lo que es lo mismo, sentirse embaraza sin estarlo.

Este trastorno suele afectar a los animales, aunque también existen casos humanos. El principal desencadenante suele ser el deseo desmedido de ser madre.

El embarazo psicológico es una condición psicogénica, es decir, que proviene de la mente pero se traduce en síntomas físicos. Estos embarazos fantasmas pueden ocurrir en cualquier edad, pero en la que más ocurren es  a los 33 años. Asimismo, esta condición psicogénica ocurre con más frecuencia en mujeres que están en su segundo matrimonio. Incluso, hay hombres que han desarrollado embarazos psicológicos.

Las hormonas juegan un papel muy importante en el embarazo psicológico. Tanto es así que muchas mujeres dan positivo en el test de embarazo.Otras consecuencias son la alteración del ciclo menstrual, aumento del volumen abdominal, la secreción de leche, nauseas y vómitos… en general, los síntomas propios de un embarazo real.

Una vez que se diagnóstica el embarazo  psicológico, el paciente tiene que recibir tratamiento psicológico y emocional.

Curiosidades relacionadas