El alcohol alimenta el cerebro

Durante mucho tiempo se ha pensado que el azúcar era la única fuente de energía que podía alimentar al cerebro, investigadores estadounidenses afirman que el consumo habitual de alcohol hace aumentar los niveles de acetato, un subproducto del metabolismo muy rico en energía.

Durante el estudio se afirmo que las personas que consumían alcohol 8 veces por semana obtenían más energía del acetato que otras que bebían con más moderación.

El cerebro de los más bebedores se acostumbra a funcionar con esta fuente de energía, lo que explica la dureza del síndrome de abstinencia del alcohol.

 

Fuente http://zonaforo.meristation.com/foros/vi...
Curiosidades relacionadas