Nuestros antepasados dormían menos que nosotros

Artículo Seguramente hayas escuchado alguna vez que el resplandor de nuestros smartphones, televisores o luces de la calle está interrumpiendo nuestros patrones de sueño natural y haciéndonos dormir menos. Esta privación se ha relacionado con un aumento de las enfermedades mentales y la obesidad, sobre todo en el mundo occidental. Pero un nuevo estudio, que mira en los patrones de sueño de los cazadores-recolectores, han encontrado que en realidad duermen menos tiempo en promedio del que lo hacemos nosotros.

Si bien muchos expertos afirman que para tener un estilo de vida saludable deberíamos de dormir entre siete y nueve horas por cada noche, muchos científicos están de acuerdo en que este es un fenómeno bastante moderno. Diversas evidencias sugieren que en el pasado, la gente solía dormir en dos turnos. El primero era un par de horas después de la puesta del sol y duraba alrededor de cuatro horas. Después, se levantaban y leían, oraban o tenían relaciones sexuales y volvían a la cama por unas pocas horas más. Esta era una práctica habitual, y se cree que tuvo lugar hasta la Revolución Industrial, que trajo consigo el cambio para dormir durante ocho horas seguidas.

Pero un equipo de investigadores decidió ir aún más atrás, y querían saber si podían averiguar la cantidad de sueño que nuestros antepasados cazadores-recolectores solían tener. Para probarlo, estudiaron los patrones de sueño de 98 personas de tres de las pocas sociedades de este tipo que quedan en el mundo: los Hadza de Tanzania, los San de Namibia, y los Tsimane de Bolivia. Y lo que encontraron les sorprendió: en promedio, entre las tres comunidades, dormían 6 horas y media por cada noche. También, se encontraron con que el sueño en estas sociedades no se veía influenciado por la luz, ya que muchos de ellos se quedaban hasta altas horas de la madrugada. En promedio, los miembros de los tres grupos fueron a la cama 3,3 horas después de que el Sol se pusiese. Lo que realmente impulsaba a estas sociedades a irse a dormir a ciertas horas eran los cambios de temperatura, ya que parece ser que se iban a dormir en las partes más frías de la noche, y se despertaban justo el día amanecía.

Fuente http://www.scientificamerican.com/articl...
Curiosidades relacionadas
Comentarios