Encuentran restos de una hija de un neandertal y un denisovano

Hace más de 40.000 años, otros dos homínidos, antepasados de los humanos modernos, vagaban por Europa: los neandertales y una misteriosa especie, conocida como denisovanos. Por casualidades de la vida, existió un extraño triángulo amoroso entre las tres especies.

Una mancha descubierta en un hueso encontrado en una cueva remota de Siberia sugiere que los neandertales y los denisovanos tuvieron hijos juntos, según informa la revista Nature. Los investigadores han argumentado durante mucho tiempo que estas dos especies debieron haberse cruzado, pero no se habían encontrado pruebas físicas que lo respaldaran… hasta ahora.

En 2012, los científicos desenterraron un pequeño fragmento de hueso de un homínido en una cueva en Siberia. El análisis genético reciente de los restos ha revelado que pertenecían a una chica adolescente, no menor de 13 años, que tenía una madre neandertal y un padre denisovano.

“Sabemos por estudios anteriores que los neandertales y los denisovanos debían haber tenido hijos”, afirma en un comunicado la autora del estudio, Viviane Slon, investigadora del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. “Pero nunca pensé que sería tan afortunada como para encontrar una descendencia real de los dos grupos”.

El análisis del genoma también muestra que el padre del denisovano tenía al menos un antepasado neandertal en su árbol genealógico; esto sugiere que este hecho recién descubierto no fue una excepción.

“A partir de estos genomas, podemos detectar múltiples instancias de interacciones entre los neandertales y los denisovanos”, explica el coautor, Benjamin Vernot.

Svante Pääbo, director del Departamento de Genética Evolutiva del Instituto Max Planck añade que “es posible que nenadertales y denisovanos no hayan tenido muchas oportunidades de conocerse, pero cuando lo hicieron, debieron haberse apareado frecuentemente, mucho más de lo que pensábamos anteriormente”.

Los científicos saben poco sobre los denisovanos. La cueva de Denisova, donde se realizó el descubrimiento de estos homínidos, es el único lugar donde se han descubierto restos físicos de los denisovanos; no obstante, los investigadores sí saben que estos parientes extintos de los humanos se separaron del Homo sapiens hace alrededor de unos 744.000 años.

Fuente IFLScience
Comentarios