¿Cuántos años han estado apartados los aborígenes australianos?

3828983922_1579c6074c_z Los pueblos aborígenes e isleños de Australia tienen una de las historias más antiguas en comparación con cualquier otro grupo. Se considera que los humanos modernos llegaron al continente hace unos 50.000 años, decenas de miles de años antes que los humanos llegasen a poblar Europa. Hay, sin embargo, preguntas sobre cuánto han estado los aborígenes apartados de la sociedad moderna, y si existen flujos posteriores.

Un nuevo estudio ha logrado responder a esto, al menos de los varones. Los investigadores secuenciaron todo el cromosoma de un grupo de hombres indígenas, y por primera vez, se ha encontrado que se han mantenido aislados los mismos 50.000 años que los humanos han poblado la isla oceánica, sin encontrar evidencias de otras genéticas que se hayan añadido. Esto contradice a un estudio anterior que sugería que hace unos 5.000 años hubo una migración prehistórica hacia Australia desde el subcontinente indio.

«Hemos trabajado estrechamente con las comunidades aborígenes australianos para secuenciar el ADN del cromosoma, gracias a 13 varones voluntarios», explica Anders Bergstrom, co-autor del estudio en declaraciones a Current Biology. Encontraron que la sección Y del cromosoma aborigen es muy distinto del mismo cromosoma indio, resultados que «refutan el anterior estudio del cromosoma Y, excluyendo, por tanto, a esta parte del rompecabezas que es la migración prehistórica de la India», afirma Anders.

Sin embargo, siguen habiendo incógnitas; una de las razones por las que se creía en dicha migración india es para explicar la aparición de los dingos en la isla.

shutterstock_141153394

Esta especie no es nativa de tierras australianas, y se cree que son descendientes de perros domésticos traídos a la isla en tiempos prehistóricos, que luego volvieron a su hábitat natural. Pero, ¿quiénes fueron aquellos que trajeron a los perros consigo? Este estudio parece descartar el origen indio de los dingos.

Ahora, los científicos afirman que les gustaría ampliar el estudio genético para analizar todo el genoma, lo que les permitiría ahondar y explorar la rica historia antigua de las personas aborígenes, así como descartar por completo cualquier otra influencia genética. También, señalan que necesitan más investigadores para determinar de dónde proviene el dingo, y qué le pasó al pueblo que los trajeron.

Fuente http://www.iflscience.com/editors-blog/g...
Curiosidades relacionadas