Batalla legal por un premio de lotería

Pedro Quezada, un residente de Nueva Jersey de origen dominicano, ganó hace unos meses 338 millones de dólares de la lotería Powerball, uno de los premios gordos más cuantiosos de Estados Unidos. Ahora podría ver su premio disminuido ya que su ex novia le reclama la mitad.

Quezada, fue hace algunos meses el único ganador del Powerball, lo que le supuso un premio, después los impuestos, de 152 millones de dólares (unos 113 millones de euros). Esta alegría tan sólo le ha durado unos meses porque su ex novia Inés Sánchez, le reclama la mitad del premio. Tanto es así, que le ha llevado a los tribunales para reclamar lo que ella considera suyo.

Quezada y Sánchez mantuvieron una relación de 10 años que finalizo hace un mes fruto de la cual nació un hijo. Además, también tenían un negocio a medias, una tienda en Passaic.

El abogado de Quezada mantiene que la señorita Sánchez no puede reclamar nada puesto que no estaban casados y no se trata de bienes gananciales. Por otro lado, los abogados de Sánchez afirman que Quezada compró el boleto con las ganancias comunes de la pareja y por lo tanto, aunque la relación ya no continúe el premio sí que le correspondería.

Durante muchos años en New Jersey los contratos verbales entre parejas no casadas legalmente reconocían cierto amparo financiero cuando había existido una relación doméstica, pero desde 2010 se ha debilitado la jurisprudencia de aquellos que buscaban un recurso financiero sin tener ningún contrato firmado.

De momento, según ha informado el diario The Record el juez ha fallado a favor de Quezada para que el dinero ganado por la lotería no se mantenga congelado (tras la demanda interpuesta por Inés Sánchez el dinero quedó congelado sin poder hacer uso de él) hasta el resultado del juicio que determine si tienen o no que repartirlo.

Fuente http://www.northjersey.com/clifton/Forme...
Contenido relacionado
Comentarios