Tuka, un culto fiyiano del siglo XIX

Hoy en día la mayoría de nosotros conoce o hemos oído hablar sobre cultos, movimientos, etc. Sin embargo, algunos han persistido o persisten en la actualidad. En este artículo se hablará del culto Tuka, un movimiento impulsado en la isla Viti Levu, la isla más gran de Fiyi y una de las más grandes de Oceanía.

Este culto, iniciado a finales del siglo XIX, se creó a partir del descontento con el nuevo gobierno, pues en 1874 Fiyi empezó a formar parte del Imperio Británico. El culto Tuka acabó siendo un movimiento tanto militar como religioso. Por una parte, militar, para poder contrarrestar el gobierno, y por otra religioso, como excusa para conseguir más y más fieles. Hay que mencionar que fue un culto en torno a la destrucción de los colonos; de hecho, querían invertir el orden de lo que estaba ocurriendo: en un futuro los colonos serían los subyugados de los nativos.

El dirigente del culto fue Ndugomoi y en fiyiano Tu significa ‘estar por encima de’ y Ka significa ‘una cosa que dura’, relacionado con la inmortalidad.  Por lo tanto él mismo se concebía como un nuevo profeta que seguía las órdenes de los dioses, pues decía que esta era la misión que le había sido otorgada por dichos dioses. De hecho, él decía que era inmortal y que tenía poderes divinos.

En esta religión se mezclaban elementos nativos con europeos, como la creación de un personaje resultado de la combinación entre Jehová y Ndengei. En el sector militar ocurría lo mismo ya que los distintos rangos se mezclaban con el de los nativos y el de los europeos.

En 1892, Ndugomoi murió, pero otros fieles siguieron con su misión, lo que produjo que la persona de Ndugomoi se convirtiera en un símbolo. Los problemas con el gobierno siguieron hasta su independencia (1970) pero el culto derivó a un movimiento político-democrático.

Fuente WORSLEY, Peter (1980): Al son de la trom...
Curiosidades relacionadas
Comentarios