El síndrome de los contorsionistas

¿Cuántos de nosotros hemos ido al circo y nos hemos sorprendido al ver al famoso hombre-goma? ¿Y si te dijéramos que los El síndrome de los contorsionistascontorsionistas deben su gran flexibilidad a una enfermedad?

Pues sí, los contorsionistas sufren un síndrome llamado Ehlers-Danlos (ED). Un grupo de alteraciones genéticas que provoca en los seres humanos  una falta de colágeno. No se le conoce cura y se achacan con tratamientos de soporte.
La falta de colágeno produce hipermovilidad en las articulaciones provocando una flexibilidad mayor a la habitual.  Los ligamentos  carecen del tipo adecuado de colágeno  y son demasiado elásticos.
Asimismo, además de la capacidad de doblarse enteros, las personas que sufren este síndrome  pueden padecer una baja capacidad pulmonar, mucho cansancio al hacer deporte, alteraciones circulatorias, soplos o infartos. Pero si el tipo de ED que sufre no es de los graves, se puede llevar una vida normal.
En animales se han observado síndromes semejantes al de Ehlers-Danlos en gatos del Himalaya, algunos gatos domésticos de pelaje corto y en ciertas razas de ganado vacuno. Es una afección esporádica en los perros domésticos.
Curiosidades relacionadas
Comentarios