La Generalitat retira la pensión a una mujer que se recupera de un ictus

Segun el gobierno catalán, ya recibe los alimentos y la atencion necesaria en el centro socio-sanitario en el que esta ingresada. Ademas, reclaman 208 euros correspondientes a los dos meses anteriores. La mujer recibía una paga de 104 euros al mes, y su marido una pensión de 570, siendo su alquiler de 215 euros mensuales. Su economía es tan precaria que el marido sólo prepara la comida una vez al día, porque no pueden permitirse más.

El caso no es ni mucho menos el único. Y lo peor del asunto es que el consejero de Benestar Social, Josep Lluís Cleries, afirma que él se limita a hacer cumplir la ley, y que si «se pusiera a derrochar el dinero» el Tribunal de Cuentas lo investigaría.

Fuente http://www.cadenaser.com/sociedad/articu...
Curiosidades relacionadas