Los peligros y los mitos de la «droga caníbal»

Numerosos expertos inciden en que los efectos de la droga caníbal también llamada «sales de baño» no llevan a los consumidores a tener episodios de canibalismo.
Desde Energy Control, el programa de análisis de drogas de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD), explican que entre los consumidores de esta sustancia que ellos mismos han atendido en los últimos años, nunca han detectado comportamiento caníbal o instinto animal.

El mito nació hace dos años, cuando un joven veinteañero estadounidense se comió el 75 % de la cara de un vagabundo de Miami, por lo que tuvo que ser abatido por la Policía. Sin embargo, un estudio de Energy Control asegura que los resultados de la autopsia del atacante descartaron la presencia de la sustancia.

La droga caníbal, aunque es frecuentemente descrita como el “nuevo LSD”, no tiene mucho en común con el alucinógeno que se hizo popular a partir de los años 60. Ambos fármacos son drogas sintéticas pero no tienen los mismos efectos:
Mientras que el principal efecto de la LSD es crear alucinaciones y distorsiones visuales en la percepción de tiempo y espacio, dependiendo de la dosis empleada, las “sales de baño” son, de hecho, un producto químico similar a la anfetamina, al contener metilenedioxipirovalerona (MDPV), mefedrona y pirovalerona.

53b30e98d59b1s7061_p

 

La droga caníbal se pueden fumar, inhalar o inyectar. Las alucinaciones pueden ser un efecto secundario, pero los principales efectos son similares a los de otros estimulantes, como la cocaína, el cristal o la metanfetamina. Los principales efectos psicoactivos incluyen mayor estado de alerta, euforia, agitación, presión arterial alta y aumento del ritmo cardíaco. Los consumidores coinciden al describir una fuerza descomunal, una inhibición del dolor y un calor interno extremo que causa que se desnuden. En algunas ocasiones se han reportado efectos tales como una agresividad extrema, paranoia (sensación de que todas las personas de alrededor pretenden atacar al consumidor), psicosis y depresión.

En el mercado de la droga, las sales de baño son conocidas también con otras denominaciones como paloma roja, púrpura, onda lunar, marfil puro, ola de marfil, cielo de vainilla, bendición o relámpago blanco. Es relativamente barata y puede ser encontrada en el mercado por 20 dólares (15 euros). Las sales de baño han sido vinculadas a un aumento alarmante en el número de visitas a las salas de emergencia en todo Estados Unidos.

Los efectos de esta droga de diseño pueden llegar a alargarse hasta durante siete días y la única forma de acabar con la agonía es esperar a que los efectos se pasen solos o intentar contrarrestarlos con fármacos como el valium.
Similar a la cocaína sintética, la MDPV no puede ser detectada por los perros antidroga o por pruebas normales de orina, y suele ser revelada a través de muestras de cabello.

Fuente http://psicologiaymente.net/sales-de-ban... http://www.lavozdegalicia.es/noticia/soc...
Curiosidades relacionadas
Comentarios