El hombre que se trató de secuestrar a sí mismo

Los secuestros son un crimen que desgraciadamente están a la orden del día. ¿Sabías que alguien se trató de secuestrar a sí mismo?

California es un estado extraño. No es solo el hogar de todos los grandes estudios de cine en los Estados Unidos, sino que además ha habido una gran cantidad de anécdotas sumamente raras, como la que sucedió en el año de 1974 en Grand Terrance. Kenneth Lutz era un joven de 20 años de edad como cualquier otro, el cual desapareció la mañana del 14 de febrero de 1974. Cuando sus padres se dieron cuenta de la desaparición llamaron a la Policía porque lo único que habían encontrado era una nota de secuestro. La policía hizo las investigaciones pertinentes y encontraron a Lutz 20 minutos después de la llamada. Sin embargo esto no es un caso de efectividad policíaca, sino más bien de un delincuente bastante inepto.

secuestro

 

El crimen (casi) perfecto.

Lutz fue encontrado sentado, tranquilo y sin ningún daño en la parte trasera de una furgoneta. Para ser más exactos en el patio trasero de la casa de sus padres. En realidad no estaba secuestrado, solamente fingió dicho secuestro para que sus padres le dieran 5000 dólares. ¿Y cómo supo la policía todo esto? Bueno la nota que el “secuestrador” dejó en la puerta de la casa fue la siguiente:

Tenemos a su hijo, si quieren volverle a ver dejen 5000 dólares en billetes de 20 en la puerta cuando se vayan a trabajar el miércoles.

Att: El secuestrador.

Quizá te interese:

Sí, así como lees. Lutz fue lo suficientemente tonto para firmar su carta de secuestro como “el secuestrador”. Esto obviamente levantó todas las sospechas del Sheriff de la ciudad, el cual en poco menos de 30 minutos logró encontrar al joven perdido. Sin embargo las cosas no terminaron nada bien para Lutz, ya que tuvo que enfrentar un juicio por extorsión, por eso secuestrar no es una buena idea… y menos a ti mismo.

Fuente http://hoaxes.org/weblog/comments/self_kidnapping
Curiosidades relacionadas
Comentarios