Cómo el HDR mejora las prestaciones del 4K

4timesthedetail_television-2x

La tecnología de la televisión ha evolucionado mucho en estos primeros años del siglo XXI. Cuando el mundo entraba en el año 2000 era difícil prever todas las cosas que se podrían terminar haciendo con una televisión ni que la calidad de la imagen se aproximaría tanto a la de las pantallas de cine que mucha gente pueda decir sin miedo que incluso la ha superado. Pero lo cierto es que esos avances se han producido y la última vuelta de tuerca en esta materia es la tecnología 4K, que dobla la resolución de los televisores Full HD.

Sin embargo, la última evolución no tiene que ver con la resolución, ya que parece que con la 4K se ha alcanzado prácticamente el techo en este apartado. En este caso, se ha adaptado una tecnología que ya se venía utilizando tanto en el campo de la fotografía como en los videojuegos y que se denomina HDR (High Dynamic Range). Esta innovación multiplica los contrastes entre blancos y negros de la imagen haciendo el blanco más blanco pero, especialmente, aportando más tonalidades oscuras al negro. De este modo, la distancia entre uno y otro es mayor, por lo que el rango de tonos intermedios también se dispara.

La gran ventaja de este avance, que viene a apoyar a los logros alcanzados por los televisores 4K, es que se consigue una imagen más próxima a la que capta el ojo humano, porque se abre la posibilidad de introducir más detalles en la imagen. A pesar de que muchas voces advierten de que este grado de realismo podría acabar con algunos del encanto del cine, lo cierto es que esta ha sido una vieja pretensión de la industria. La combinación de la tecnología 4K con el HDR puede ser un paso si no definitivo muy importante para alcanzarla, y ya se ha implantado en los televisores 4K de Sony y otras marcas de renombre en esta industria.

De este modo, la combinación de estas dos nuevas realidades se unen a otros avances importantes que se han ido instalando en la industria de las televisiones. Primero fueron las pantallas con curvatura para crear una sensación más envolvente, después los avances técnicos en materia de resolución y por último la entrada de la conexión a Internet con las Smart TV. Todo ello, confluye en un momento en el que la televisión está alcanzando un nivel técnico altísimo en el que la implantación de estos dos últimos avances parece ser otro paso sin retorno.

4kHasta el momento, la única duda que había respecto a estas nuevas tecnologías de la imagen era que no estaba clara si las empresas productoras de contenido se iban a decidir a realizar contenido adaptado a esta nueva realidad. Y es que, sólo con un producto pensado desde el principio para ser visto en una pantalla 4K con HDR se pueden explotar plenamente todas las nuevas posibilidades que se generan. Sin embargo, los principales fabricantes de televisores están presionando para que así sea, la plataforma Netflix ya está ofreciendo programas adaptados a esta realidad y algunas cadenas de televisión como la BBC y Eurosport también están realizando pruebas para implementarlas. Así pues, parece cada vez más claro que en el futuro de los televisores, una mayor resolución y la tecnología HDR serán factores que marquen el camino.

Curiosidades relacionadas