Conoce a Octobot, el primer robot con cuerpo blando del mundo

default-1472122475-cover-image Dentro del mundo de la robótica, los pulpos han sido una especie de «santo grial», con ingenieros buscando crear máquinas sin componentes duros, permitiendo una mayor contorsión y la capacidad de pasar a través de espacios reducidos.

Los pulpos son el perfecto modelo de origen natural para un robot de este tipo, gracias a su capacidad para transformarse y deformar sus cuerpos en función de los obstáculos que encuentran. Acercando el diseño de los cefalópodos a la robótica, un equipo de científicos de la Universidad de Harcard ha creado el «Octobot», que tiene el honor de ser el primer robot de cuerpo blando del mundo.

Hasta ahora, la mayoría de los robots blandos habían incluído al menos algunos componentes duros, tales como recipientes de combustible, cables u otras fuentes de energía. Sin embargo, como escriben en la revista Nature, los creadores de Octobot explican cómo superaron este problema mediante la impresión en 3D del cuerpo del pulpo de silicio, con «depósitos de combustible a bordo y cámaras de reacción catalítica», que almacenan tintas a base de hidrogel dentro de sus tentáculos.

Estas tintas contienen partículas de platino, que reaccionan con el peróxido de hidrógeno con el fin de liberar oxígeno y vapor de agua. Esto hace que los brazos del robot se inflen y se flexionen, con una serie de válvulas y conmutadores que controlan el movimiento de los gases con el fin de asegurarse de que, mientras que algunos tentáculos se expanden, otros se contraen. En la actualidad, los autores del estudio aún no han logrado una forma de dirigir al robot, aunque ahora se ha conseguido planificar una investigación para, en el futuro, saber cómo controlar la dirección de su movimiento.

Con 2 centímetros de alto y aproximadamente el tamaño de una palma humana, el modelo actual del robot puede funcionar entre cuatro y ocho minutos antes de agotar su suministro de peróxido de hidrógeno.

Una vez perfeccionada, esta tecnología podría tener un gran número de aplicaciones prácticas, lo que lleva a la creación de la robótica de gran agilidad que puede ser de utilizad en la respuesta a emergencias o vigilancia militar.

Fuente http://www.nature.com/nature/journal/v53...
Curiosidades relacionadas