El dilema del tranvía, extrapolado al coche autónomo

© Associação de Turismo do Porto e Norte, AR. Foto: Daniel Rodrigues – Licencia CC BY-NC-ND

En filosofía, existe una cuestión ética llamado «el dilema del tranvía»: un tranvía sin control está a punto de atropellar a cinco personas que están atadas a la vía. Por suerte, hay un botón que acciona un cambio de vía, pero por este camino secundario hay, también, una persona atada. ¿Debería de pulsarse el botón?

Investigadores de la Escuela de Economía de Tolouse decidieron ver lo que escogía la gente, y plantearon una serie de preguntas en formato encuesta, que se propagó a través de internet. En dicha encuesta, incluían una situación en la que un coche mataría a 10 personas, decidiendo si el coche finalmente las atropellaba o si se desviaba y se chocaba con un muro, matando al «conductor».

Más del 75% de los encuestados aprobaban el auto-sacrificio del pasajero para salvar a las 10 personas, y alrededor del 50% decidieron sacrificar, en el dilema del tranvía, a la persona que estaba atada en la vía secundaria. Sin embargo, los encuestados no creen que el coche actuara de esta manera, ya que piensan que el vehículo salvaría al pasajero a toda costa.

Las preguntas fueron contestadas por los participantes de Amazon Mechanial Turk, que en total fueron 913 personas. Ya que era una encuesta en línea, los participantes podrían ser de cualquier lugar del mundo.

Al analizar los datos demográficos de los encuestados, el equipo encontró que aquellos que preferían atropellar a las diez personas eran más jóvenes y menos religiosos. También, descubrieron que mucha gente es receptiva al uso de coches sin conductor, pero que la legislación al respecto aún no es suficientemente clara como para su uso.

 

Fuente http://www.popsci.com/who-will-driverles...
Curiosidades relacionadas