Aprende a preparar mantequilla de cannabis

Aunque antiguamente fue un producto muy consumido medicinalmente por los pueblos americanos, en la actualidad la marihuana (Cannabis Sativa) es una planta controvertida, considerada adictiva. Pero lo cierto es que, paralelamente, cada vez son más los estudios e investigaciones científicas que corroboran los infinitos beneficios y propiedades curativas de la marihuana.

A estas alturas las propiedades medicinales de la marihuana son innegables, más allá de su concepción política y social, esta planta se mantiene como un tratamiento alternativo para todo tipo de males, y cuyos efectos secundarios son mínimos.

Algunos de los beneficios de consumir cannabis incluyen sus propiedades analgésicas, puede ayudar a tratar desordenes de depresión y ansiedad, y retrasa el avance de células cancerígenas (además ayuda a pacientes que han perdido el apetito a recuperarlo).

La elaboración de mantequilla de marihuana es una de las mejores formas de administración de cannabis para los usuarios de marihuana medicinal que no quieran entrar en contacto con el humo y todas sus consecuencias negativas. En definitiva, nos sobran motivos para enseñarte a prepararla:

Ingredientes:

Medio litro de agua
250 gramos de aceite de coco
30-50 gramos de hojas resinosas y brotes triturados de marihuana

Pasos a seguir:
Hierve el agua en una olla.
Una vez que el agua alcanza el hervor agregar aceite de coco y marihuana, esto hace
que el THC se mezcle con el aceite y el agua.
Remueve la mezcla por media hora, quizá sea necesario reducir la llama.
Una vez pasada la media hora cuela la mezcla y quita los restos de las hojas.
Guarda el líquido en el refrigerador por un mínimo de seis horas.
Al sacarlo separa el agua de la mantequilla, la mantequilla se habrá solidificado para entonces.
Guarda en un refractario separado en la nevera.

Es importante considerar lo siguiente: cuando consumimos la marihuana en un alimento su efecto psicoactivo es más fuerte: al fumarla consumimos aproximadamente el 40% de la planta, al ingerirla el 100%. Así que hay que dosificarla con precaución. Antes de consumir la mantequilla debemos medir la potencia de la misma, empezando por raciones muy pequeñas y dejando que haga efecto antes de consumir más.. y teniendo en cuenta que lleva más tiempo percibir los efectos de la marihuana comida que fumada.

La mantequilla de marihuana  no tiene por que ingerirse sola, ya que existen multitud de recetas deliciosas con este ingrediente. Es fundamental en la cocina cannábica y se usa como base para casi todas las recetas de repostería como galletas, bizcochos etc… y se le puede incorporar en muchas comidas como aderezos, infusiones, sopas y todo lo que puedas imaginar.

cannabismantequilla