Encuentran bacterias que pueden ser peligrosas en la Estación Espacial Internacional

Un grupo de investigadores han encontrado que una cepa de bacterias que se encuentran en los hospitales de la Tierra y que están asociadas con varias enfermedades también están presentes en la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés).

La investigación mostró que se encontraron cinco cepas de la bacteria Enterobacter en muestras tomadas de un inodoro en la estación y algunos de sus equipos de ejercicio en marzo de 2015.

Comparando las muestras de la ISS con 1.291 genomas de Enterobacter en la Tierra, el equipo pudo reducir qué especies estaban presentes, y se sabía que causaban problemas de salud en nuestro planeta.

“Hemos mostrado que los genomas de las cinco cepas de la ISS fueron genéticamente más similares a tres capas recién encontradas en la Tierra”, afirma en un comunicado el doctor Kasthuri Venkateswaran, autor del estudio.

“Estas tres cepas pertenecían a una especie de la bacteria, llamada Enterobacter bugandensis, que se detectó que causaba enfermedades en recién nacidos en tres hospitales diferentes (en el este de África y en dos estados de Estados Unidos).

Al comparar las cepas de la ISS con las de la Tierra, los investigadores también quisieron averiguar si las personas en la estación mostraban signos de resistencia antimicrobiana. Y encontraron que sí mostraron cierta resistencia a múltiples medicamentos, lo que podría causar algunos problemas.

“Estas especies pueden representar importantes problemas de salud para futuras misiones”, afirma el doctor Nitin Singh, otro de los autores del estudio. “No obstante, es importante entender que las cepas encontradas en la ISS no fueron virulentas, lo que significa que no son una amenaza activa para la salud humana, sino algo que debe ser monitoreado”.

Si bien no son peligrosos para los humanos a corto plazo, los investigadores vieron que hay un 79% de probabilidades de que pudieran causar algún tipo de enfermedad. Pero señalaron que se necesitaban más estudios para ver qué impacto tenían estas condiciones en la ISS, como por ejemplo la microgravedad.

Esta no es la primera vez que escuchamos sobre algunas bacterias en la ISS. El año pasado, los astronautas afirmaron haber encontrado bacterias viviendo fuera de la estación, aunque más tarde se demostró que probablemente fueron transportados por una nave espacial.

Pero el tema de las enfermedades es importante para futuras misiones. Si los humanos van a viajar más allá de la Tierra, sin posibilidad de visitar un médico, tendremos que asegurarnos de que tengan pocas posibilidades de contraer algún tipo de enfermedad que pueda poner en peligro la misión. Determinar qué bacterias pueden crecer en la estación es una parte clave.

Fuente IFL Science
Curiosidades relacionadas
Comentarios