Encuentran temperaturas sorprendentemente frías en Venus, el planeta más caliente del Sistema Solar

En diciembre de 2014, la sonda Venus Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) fue enviada a la muerte en la atmósfera de Venus para finalizar su misión. Ahora, los científicos han revelado parte de los datos que regresaron de aquella caída, y los resultados son verdaderamente fascinantes.

La inmersión en la atmósfera de nuestro planeta casi gemelo comenzó en junio de 2014. La nave, que se lanzó en noviembre de 2005, estaba llegando al final de su misión. Con el combustible muy bajo, los científicos decidieron aprovechar la oportunidad de explorar regiones no analizadas de Venus; a saber, su atmósfera superior y los polos. Los hallazgos han sido publicados en la revista Nature Physics.

“Ninguno de los instrumentos de Venus Express fueron diseñados para realizar tales observaciones de la atmósfera, nos dimos cuenta de ello en 2006, ¡después del lanzamiento! que podíamos usar la nave para tener aún más datos”, explica Ingo Müller, del Imperial College de Londres.

Lo que muestran estos resultados es que algunas partes de Venus son mucho más frías de lo esperado. La temperatura promedio lo convierte en el mundo más caluroso del Sistema Solar, ya que su atmósfera atrapa mucho calor y eleva la temperatura a 460ºC en la superficie.

Pero las mediciones tomadas por el Venus Express, a una altitud de 130 a 140 kilómetros de la superficie, han revelado que la atmósfera cerca de los polos tiene temperaturas muy por debajo de la de la Tierra. De hecho, la atmósfera polar en Venus cae a -157ºC, que es 70ºC más frío de lo esperado. También es de 22 a 40% menos denso de lo que se pensaba.

“Estas densidades más bajas podrían deberse, al menos en parte, a los vórtices polares, que son sistemas de vientos fuertes que se encuentran cerca de los polos del planeta”, afirma el mismo experto. “Los vientos atmosféricos pueden hacer que la estructura de densidad sea más complicada y más interesante”.

Otro descubrimiento interesante fue que la región polar está dominada por una cosa conocida como “ondas de gravedad atmosférica”. No obstante, no tiene nada que ver con las ondas gravitacionales. Las primeras son ondulaciones en la atmósfera que viajan verticalmente, desde altitudes bajas a altas, a medida que la densidad disminuye. De hecho, a veces también tenemos en la Tierra.

La Venus Express descubrió que había ondas atmosféricas que se originaban en la capa superior de las nubes de Venus, a unos 90 kilómetros sobre la superficie. Además, también se encontró que estaban presentes ondas de mayor escala causadas por la rotación del planeta, conocidas como ondas planetarias.

Para encontrar estos hallazgos, se requirió que la Venus Express realizara maniobras de autofrenado, utilizando la atmósfera venusiana para reducir la velocidad de la nave espacial, una maniobra que puede ayudar mucho a futuras investigaciones espaciales.

Fuente Nature Physics
Curiosidades relacionadas
Comentarios