Ni rastro del asteroide que rozó la Tierra el lunes

El asteroide 2000 EM26 ha desaparecido sin dejar rastro. Astrónomos del sistema SLOOH de telescopios terrestres intentaron fotografiar sin éxito la roca que pasó rozando nuestro planeta en la madrugada del martes.

Este hecho ha inquietado a los científicos ya que sugiere que no se conocen todos los datos de la órbita de «Moby Dick», como así lo han bautizado. Por este motivo, los responsables del sistema SLOOH han decidido pedir ayuda a los astrónomos aficionados para saber más sobre Moby Dick, que no ha sido visto desde el 14 de marzo de 2000, sólo nueve días después de su descubrimiento.

Aunque este asteroide no supone ningún riesgo para la Tierra, a pesar de lo cerca que pasó, perderlo significa poner en evidencia la vulnerabilidad en la que se encuentra la Tierra respecto a las colisiones con este tipo de objetos.

«El descubrimiento de estos objetos cercanos a la Tierra no es suficiente. Como hemos visto con 2.000 EM26, todo el esfuerzo invertido en su descubrimiento no sirve para nada si no se hacen las observaciones de seguimiento para determinar con precisión sus órbitas para el futuro», afirmó Paul Cox, del Observatorio SLOOH. «No sólo hay que encontrarlos antes de que nos encuentren, sino también tenemos que mantener un ojo vigilante sobre ellos», añadió.

Curiosidades relacionadas
Comentarios