Destruyen un templo maya porque necesitaban piedras para reparar una carretera

Tan solo tenía 2.300 años el templo maya que ordenaron destruir en el norte de Belice para obtener grava y reparar una carretera. Las autoridades de este país que se mostraron indignadas y prometieron una investigación «a fondo».

La pirámide de casi 30 metros de altura, que quedó reducida a un pequeño montículo, era parte del centro ceremonial Noh Mul, cerca de la frontera de México.

Tracy Panton, la ministra de Turismo y Cultura, expresó su «indignación por la destrucción del sitio arqueológico maya Noh Mul. Este desprecio por la herencia cultural beliceña y el patrimonio nacional es de una ignorancia imperdonable y refleja un desdén incomprensible por nuestras leyes».

Aunque se encontraba en unos campos de caña de azúcar de propiedad privada, estaba bajo la protección del estado beliceño. Este majestuoso monumento que los culpables han tirado abajo, fue en el siglo tres antes de la era cristiana el centro de congregación de unos 40.000 pobladores mayas, de acuerdo con las investigaciones de los arqueólogos.

La ministra de Turismo prometió investigar a fondo: «Hemos entregado un reporte preliminar y esperamos para fin de esta semana que el informe esté completo y sea transferido a las autoridades correspondientes para que se tomen medidas».

Fuente http://www.eltiempo.com/mundo/latinoamer...
Curiosidades relacionadas