El lago chileno que desaparece en una sola noche

El lago Cachet II desapareció por completo en una sola noche, y desde entonces, lo hace regularmente.

El lago situado en la Patagonia chilena desapareció una noche de 2008 sin dejar rastro de sus dos millas cuadradas de superficie acuática. La última vez que ocurrió este fenómeno fue el 31 de marzo de 2012 cuando sus más de 200 litros de agua se evaporaron debido al cambio climático.

Esta desaparición ya no sorprende a nadie porque lo ha hecho 10 veces en los últimos cinco años. Sucede cada vez  que el aumento de las temperaturas debilita el glaciar lo suficiente para que el agua caiga debajo, atravesando el fondo del lago, como si rompiera una pared de hielo.

Doscientos millones de litros cúbicos de agua se derraman en el río más grande de Chile, el Baker, creando olas gigantes, que van a desembocar al océano Pacífico.

La zona está monitorizada para avisar a los aldeanos con ocho horas de antelación y evitar que el ganado se ahogue cada vez que el lago se vacía.

Curiosidades relacionadas