Descubren otro antepasado humano desconocido

extra_large-1469551341-melanesian-children Con los avances técnicos en el análisis de ADN, nuestra comprensión de cómo los seres humanos nos hemos ido extendiendo en todo el mundo parece ser cada vez más complejo. Los humanos modernos salieron de África y no sólo se encontraron un mundo poblado de Neandertales y Denisovanos, sino que es muy probable que hubiera otra especie más.

Esta conclusión se basa en un creciente análisis del genoma completo del ADN extraído de las personas que viven en las islas de Andaman, en el sudeste asiático, así como la de los habitantes de las islas de Melanesia. Comparado con las personas de la India, se encontraron secciones enteras de ADN que no coincidía con ninguna especie humana que actualmente se conoce: ni Neandertales, ni Denisovanos, ni nuestra. Esto, argumenta un estudio publicado en Nature Genetics, muestra cómo los antepasados de los ahora residentes en el Pacífico podrían haber sido apareados con un homínido hasta ahora desconocido.

Estos seres en cuestión podrían ser de una nueva especie, ya que la historia de la ocupación humana en dicha región es muy compleja. Podría explicarse con un cruce de Homo erectus, que se cree que estuvo presente en el sudeste asiático, y quizá se solapó con los humanos modernos. Desafortunadamente, dicha evidencia a día de hoy es imposible, puesto que no se han conservado restos en buen estado de Homo erectus en la zona como para permitir un análisis genético.

Por lo que sabemos hasta el momento, un pequeño grupo de humanos modernos, nuestros descendientes más directos, salieron del continente africano hace 60.000 años. Pero no fueron la primera especie humana que emigró. Del Homo heidelbergensis al Homo erectus, varios antiguos humanos sentaron los precedentes cientos de miles de años antes de que nosotros existiésemos. Se extendieron a través de Eurasia y acabaron evolucionando a otras especies, como el Homo neanderthalensis y el Homo floresiensis.

No solo no fuimos los pioneros de dicha emigración, sino que además lo hicimos bastante tarde. Ahora sabemos que, a medida que comenzamos a colonizar Europa, se inició nuestra interacción con los Neandertales que ya estaban presentes. Incluso llegamos a aparearnos con ellos. Sin embargo, hace relativamente poco, dicho cuadro genealógico se complicó un poco más ya que los investigadores descubrieron que podría haber habido una tercera especie humana que interactuó con nuestros antepasados, basándose en un fragmento de hueso y dos dientes encontrados en una cueva de Siberia.

Ahora está ampliamente aceptado por la comunidad científica que este hallazgo, correspondiente a los Denisovanos, también se aparearon con los humanos modernos y los Neandertales, y que sus descendientes se extienden por todo el sudeste de Asia, como la genética muestra; tienen una proporción mucho mayor de ADN de Denisovan que cualquier otra población en el resto del mundo.

Pero ahora la nueva investigación sugiere que esta región es mucho más complicada y compleja de lo que se creía hasta ahora. Con pocas probabilidades de que se conserven en buen estado restos orgánicos debido al ambiente tropical, puede que nunca sepamos el verdadero camino de la expansión humana en su salida de África.

Fuente http://www.nature.com/ng/journal/vaop/nc...
Curiosidades relacionadas
Comentarios