Una muestra de ADN podría cambiar el árbol genealógico humano

humanosUn grupo de investigadores ha logrado la secuencia genética con ADN más antiguo logrado hasta la fecha, tomado de una muestra de 430.000 años de edad, gracias a los dientes y huesos de un fósil encontrado en  Atapuerca, en el norte de España. Lo que han descubierto a partir de esta impresionante hazaña podría reescribir el árbol evolutivo de la especie humana.

Desde 1997, los arqueólogos han excavado los restos de alrededor de 28 esqueletos que se cree que datan de más o menos 430.000 años de edad. Los hallazgos están localizados en la Sima de los Huesos, en la localidad española de Atapuerca. Los cráneos de estos individuos parecen mostrar los inicios de la formación de un arco superciliar, lo que representa a los neandertales tempranos, que se creía que evolucionaron 100.000 años más tarde.

Nuevas pruebas, publicadas en Nature, gracias a la secuenciación de ADN muestran que, efectivamente, estos huesos corresponden a los neandertales. Si empujar 100.000 años hacia atrás los orígenes de esta especie humana no era suficiente, la nueva investigación también muestra que tanto los neandertales como otra especie estrechamente relacionada con los humanos (conocida como Denisovanos, que vivieron en Siberia) ya se habrían separado cuando los neandertales fueron enterrados en la Sima de los Huesos.

Si estos resultados son correctos, podría hacer retroceder la época que se piensa que nuestros antepasados podrían haberse dividido entre neandertales y Denisovanos a cientos de miles de años. Actualmente se cree que la separación Neanderthal-Denisovan se realizó entre 315.000-540.000 años de antigüedad, pero si el estudio se confirma, esta separación podría datarse de 750.000 años atrás.

Esto tiene profundas implicaciones para nuestros orígenes. Esto significa que la especie que podría haber dado a la nuestra, el Homo heidelbergensis, probablemente no fue nuestro antepasado, ya que la especie no se cree que evolucionó hasta 50.000 años después de que los humanos modernos y el Neanderthal-Denisovanos divergieron. Esto significa que la causa más probable de haber dado lugar a las tres especies podría haber sido gracias a otra especie poco conocida, llamada Homo antecessor, que se describe a partir de restos también encontrados en España, y que tendría una antigüedad de 900.000 años.

Como si esta red de especies humanas primitivas no fuera lo suficientemente complicada, hay más preguntas que necesitan ser resueltas. Por ejemplo, mientras que el ADN nuclear tomado de fósiles en la Sima de los Huesos mostró que los huesos eran de Neanderthal, algunas muestras demuestran que al menos uno de los 28 individuos era un Denisovano. El cómo sucedió esto todavía es un misterio, y podría representar una evidencia de una migración humana desde África hacia Eurasia. Hasta que se encuentren más fósiles, todo lo que uno puede hacer es especular.

Curiosidades relacionadas