El fósil de un pez desdentado puede mostrar el origen de los dientes

content-1475234923-ah1p2507 Los paleontólogos están utilizando copias impresas en 3D de un fósil de 400 millones de años de edad para representar el caso de que los placodermos, una clase de peces de mandíbula temprana, carecían de dientes verdaderos.

El descubrimiento del fósil, un ejemplar de Buchanosteus, cerca de Canberra (Australia) ha otorgado a Gavin Young, de la Universidad de Australia, la oportunidad de tener una mejor idea de cómo aparecieron los dientes por primera vez. Los dientes, una característica muy común entre los peces y los vertebrados terrestres, aparecieron en el Devónico (hace 416 a 358 millones de años), pero hay mucho debate acerca de cuándo y cómo se produjo este proceso.

Los placodermos fueron de las primeras especies que desarrollaron una mandíbula, por lo que es el centro de debate en cuanto a si los dientes precedieron o siguieron al desarrollo de las mandíbulas articuladas. Ciertamente sí poseían piezas bucales duras con los que «morder» a su presa, pero los paleontólogos siguen en desacuerdo sobre si se trataban de dientes puros o de placas de hueso.

«Todos estos animales primitivos tenían lo que nosotros llamamos huesos dérmicos», afirma Young a IFLScience. «Estos tienen como tubérculos, que sólo crecen dentro de la piel». Algunas protuberancias en los fósiles han sido interpretadas por otros paleontólogos como dientes, pero Gavin Young discrepa.

La capacidad de la mayoría de especies de «eliminar» los dientes desgastados y reemplazarlos por otros nuevos representan una gran ventaja para los primeros animales que evolucionaron, pero no sabemos cómo ocurrió el proceso.

default-1475235225-hu-with-model (1)

Distinguir los huesos dérmicos de los dientes verdaderos en un fósil de 400 millones de años de antigüedad es bastante difícil, y más aún cuando estos fósiles son demasiado delicados para ser examinados como deberían de serlo. La joven estudiante Yuzhim Hu tomó tomografías computarizadas del fósil y envió los datos a una impresora 3D para crear un modelo más robusto para determinar si los «dentículos en forma de dientes» representan una etapa de transición en la evolución de los dientes.

Young y Hu determinan que las evidencias son suficientes como para asegurar que los placodermos carecían de dientes verdaderos. «Sabemos que algunos otros peces coetáneos tenían dientes, pero aún estamos tratando de averiguar cuando ocurrió el paso evolutivo».

Si los placodermos realmente no tienen dientes, son el ancestro más reciente que se ha encontrado. Estos animales tienen mandíbulas modernas, lo que confirma que su falta de dientes calientan aún más la discusión de cuándo surgieron estos por primera vez.

Fuente http://www.iflscience.com/plants-and-ani...
Curiosidades relacionadas