La cueva Movile, aislada durante 5 millones de años. ¿Qué hay dentro?

OLYMPUS DIGITAL CAMERALos «habitantes» de la cueva Movile parecen de otro planeta. Las condiciones de esta cueva rumana, a pocos kilómetros al oeste del Mar Negro, han sido sellados durante unos 5,5 millones de años. Aunque el aire es tóxico e insoportablemente húmedo, este cóctel de factores ha creado una mina de oro para los biólogos.

Dicha cueva fue descubierta en 1986, cuando los trabajadores de la República Socialista de Rumania buscaban nuevos caminos para construir una planta de energía nuclear. Hoy en día, está bloqueada por las autoridades y sólo se puede acceder con un permiso especial, a pesar de que las cavernas centrales están naturalmente «vigiladas» por una serie de ejes verticales de piedra caliza y túneles estrechos.

Una vez en el fondo de la cueva, el aire contiene la mitad de oxígeno, y es rica en dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. Tampoco ha visto la luz del sol durante todos estos años. Pero a pesar de este ambiente tan hostil para la vida, los científicos han logrado identificar por el momento a 48 especies. Entre las criaturas hay arañas, escorpiones de agua, pseudoescorpiones, ciempiés, sanguijuelas e isópodos. 33 de estas 48 especies son endémicas.

La mayoría de estos seres son ciegos y carecen de pigmentación. Al fin y al cabo, ¿quién la necesitaría ahí dentro? Son también, en general, con forma larga, muchas patas y antenas que les ayudan a localizarse.

Y, por si no fuera suficiente, este ecosistema se basa en bacterias quimiosintéticas. La mayoría de los ecosistemas utilizan la fotosíntesis para obtener la energía; sin embargo, ya que no hay luz natural en la cueva, las bacterias necesitan otras formas de energía, como el carbono, obteniéndolo de reacciones químicas tales como la oxidación de sulfuro o la oxidación de amonio.

C0094889-Cave_woodlouse-SPL

Aún así, el cómo estos animales terminaron en la cueva y se aislaron es aún un misterio. «Es probable que las bacterias hayan estado ahí durante mucho más de cinco millones de años, pero que los insectos de aquella época se quedaran atrapados». Afirma Colin Murrel, microbiólogo de la Universidad de East Angila, en declaraciones a la BBC. «Podrían haber caído simplemente ahí y quedar atrapados cuando la piedra caliza tapó la cueva».

Todavía hay muchos misterios que yacen en lo profundo de la cueva Movile. Incluso después de 30 años de conocer su existencia, los investigadores todavía tienen muchos otros habitantes que descubrir, algunos de los cuales podrían contener claves masivas de la biología evolutiva. Además, quién sabe si esto confirma que pequeños organismos pueden sobrevivir en condiciones que nunca antes habíamos imaginado, como en… ¿otros planetas?

Fuente http://www.iflscience.com/plants-and-ani...
Curiosidades relacionadas