Una especie de marsupial australiano muere al practicar sexo durante 14 horas

Seguro que hemos leído alguna noticia sobre personas que han muerto mientras mantenían sexo. Aunque es poco probable, ya que se tienen que dar diversas condiciones, como que sean personas de avanzada edad y con problemas de corazón, han existido algunos casos. Pero nunca habíamos escuchado que en los animales también pudiera producirse.

El sexo en exceso puede llegar a matar a personas y animales, según un estudio de la Queensland University of Technology. Han descubierto una especie de marsupial que tiene muy pocas posibilidades de vivir si practica sesiones frenéticas de sexo.

Esta especie, conocida como Antechinus de cola negra, sufre elevados niveles de estrés que provocan hemorragias internas y la desintegración de su cuerpo. Además, es una especie que acostumbra a aparearse entre 12 y 14 horas al día, por lo que no suelen vivir más de un año.

Mueren por ello pero no pueden dejar de practicarlo, ya que es una especie de marsupial que se caracteriza por la gran competitividad y agresividad de los machos.

Curiosidades relacionadas