Islandia y Suiza ya capturan CO2 del aire

Mientras lees esto, en Islandia y en Suiza están absorbiendo CO2 del aire y vendiéndolo a otras empresas. La islandesa, de hecho, afirma ser la primera fábrica del mundo con emisiones negativas. Detrás de ambos proyectos, una única compañía: Climeworks.

La empresa, con sede en la misma Suiza, fue fundada en 2010 por dos ingenieros mecánicos, y ha desarrollado un colector de CO2 con un novedoso filtro. Su objetivo es claro: “capturar el 1% de las emisiones globales para 2025”.

A principios de este año, la tecnología de Climeworks se utilizó por primera vez en una instalación de recuperación de residuos en su país patrio. El sistema de captura de carbono se alimenta con el calor residual de la planta y las 900 toneladas de CO2 que se esperan capturar cada año se venderán a un invernadero cercano.

El CO2 es un valioso fertilizante agrícola que puede aumentar el crecimiento de vegetales como el tomate y el pepino hasta en un 20%. Antes de la instalación de la nueva tecnología, un camión tenía que recorrer grandes distancias para llenar un tanque de CO2 y garantizar el suministro del invernadero.

En otro hecho novedoso, y en colaboración con la empresa de servicios públicos islandesa Reykjavik Energy, Climeworks lanzó el proyecto CarbFix2. Aunque todavía está en fase de prueba, equipó una de las plantas geotérmicas más grandes del mundo con un módulo de captura de aire directo, combinando la absorción de CO2 con el almacenamiento geológico seguro y permanente inyectando y mineralizando CO2 en rocas de basalto.

Al capturar el CO2 del aire ambiente y almacenarlo permanentemente bajo tierra, el proyecto CarbFix 2 está creando una interesante solución a la eliminación de carbono mediante la imitación de procesos naturales, pero agilizándolos.

El CO2 se recoge del aire a través de un filtro patentado. Una vez que este está saturado, se calienta por el calor residual de la planta de energía y el CO2 se libera y se une al agua. Esta se bombea a más de 700 metros bajo tierra, donde reacciona con el lecho basáltico, formando minerales sólidos. Se crea una solución de almacenamiento permanente, segura e irreversible.

 

Curiosidades relacionadas
Comentarios